Amar

«Enamorarse es amar las coincidencias. Amar es enamorarse de las diferencias»
.
Allí donde depositas tu atención se manifiesta la realidad que vas a vivir
.
En el caso de la parejas se ve con claridad. En una primera etapa la atención se centra en lo que os une, lo compartido, los aspectos comunes. Todo bien, fácil
.
En el momento en que comienzas a fijarte en los “espacios no compartidos” surge el conflicto potencial
.
Digo potencial porque son las diferencias aquello que más enriquecen una relación (si lo ves así). ¡Ahora! Tendrás que aceptar, integrar, respetar y llegar a amar aquello que hace única a la persona con quien compartes la vida, sino tu atención se centrará en verlo como conflicto y ya sabes como seguirá el cuento…
.
Feliz día domadores
.
.
.
Únete a los miles de «domadores de cerebros» que somos en Instagram o en Facebook
.

Foto: ©Filipe Almeida