Crisis de los 40, Capítulo 3: Confrontando lo reprimido desde la sombra

Aprovechando los vientos que nos dejaba la profundidad espiritual del tránsito de Neptuno y el posterior tránsito de Urano, con esa energía transgresora, rebelde y atrevida, es muy posible que hayamos logrado desbloquear nuevos descubrimientos y alumbramientos vitales profundos desde los que encarar la oportunidad que nos ofrece el retorno de Lilith (Luna negra) para trabajar y liberar aspectos reprimidos que quedaron en la sombra de nuestra consciencia.

Todo aquello que hemos (o nos han…) bloqueado, educastrado, reprimido o anulado de nosotros para poder manejarnos en sociedad, para ser aceptados por nuestros grupos, para sentirnos aceptados, es lo que podemos rebalancear durante este tránsito, porque no todo lo que se exilió de nuestra personalidad era necesario cercenarlo para una sana convivencia. Ese es el reto que nos propone el retorno de la Luna negra, que pese a la corta duración del tránsito, bien navegado, puede aportar suculentos descubrimientos personales.

CAPÍTULO 3

Confrontando lo reprimido desde la sombra

Tránsito astrológico: Conjunción de Lilith a Lilith natal (retorno)
Edad aproximada: ± 44/45
Duración del tránsito: ± 10 días

COMPRENDER LA IMAGEN ARQUETÍPICA DE LA LUNA NEGRA (LILITH)

Si algo tiene el arquetipo de Lilith es que es complejo, multifacético y oscuro en el sentido más inconsciente de su contenido; con raíces en la mitología, la astrología y diversas tradiciones culturales, este es un breve resumen de los aspectos clave que bocetarían los matices psicológicos de Lilith:

Rebelión y Libertad

Se asocia a Lilith con la rebeldía fruto de la represión y en consecuencia con la búsqueda de la liberación de aquello que se reprimió. En la mitología judeocristiana, se la describe como la primera esposa de Adán, quien se rebeló contra él y fue expulsada del Edén por negarse a ser sometida. Así, Lilith representa el desafío a las normas establecidas y el deseo de autonomía y autenticidad no condicionada por roles.

Sexualidad y Energía Femenina

La Luna negra también está vinculada a la sexualidad y al poder de la energía femenina, tanto en hombres como en mujeres. En algunas tradiciones, se la representa como una figura seductora y sexualmente poderosa. Su energía desafía las normas patriarcales y cuestiona los roles de género tradicionales, defendiendo la igualdad y el empoderamiento de la energía femenina (receptiva, emotiva, creativa y creadora, artística…)

Sombra y Oscuridad

La posición de Lilith encarna los aspectos oscuros y reprimidos de la psique humana. No como algo voluntario, si no como fruto de la supuesta necesidad de adaptarnos a un entorno del cual no queremos ser expulsados. Representa nuestros miedos, deseos y traumas más profundos, así como nuestras partes más instintivas y salvajes que hemos cohibido con la intención de ser aceptados social y familiarmente. La energía de Lilith nos invita a reconocer, confrontar y aceptar nuestras sombras, y a integrarlas de manera saludable en nuestra vida sin miedo a la respuesta social.

Creatividad y Transformación

A pesar de su vínculo con aspectos oscuros y ocultos de la psique, Lilith también está relacionada con la creatividad y la transformación. Su energía puede ser inspiradora y liberadora, impulsándonos a explorar nuevas ideas, expresiones artísticas y formas de ser. Lilith desafía a descubrir y aceptar nuestra singularidad y a seguir nuestro propio camino, incluso si eso significa enfrentar la adversidad y la oposición de “los otros”.

. . .

En esencia este arquetipo abarca una amplia gama de temas, los cuales no será sencillo alcanzarlos a todos, puesto que gran parte de sus contenidos se han alojado en el subconsciente. Es esta etapa un momento ideal para realizar terapias o técnicas que aborden el material inconsciente que alojamos. En mi caso particular, aproveché para auto-explorarme mediante unas sesiones con LSD bien enfocadas y preparadas con antelación para indagar con dirección y propósito el material relacionado con la mencionada represión. Todo lo que pude alumbrar bien merecería varios capítulos de un libro, siendo consciente de que aún parte del iceberg permanece bajo la superficie.

Hay que aprovechar la oportunidad para retomar la autenticidad, el empoderamiento y la transformación personal hacia la liberación siendo conscientes de que no será un paseo a la luz de la Luna llena y las estrellas.

Disclaimer: A continuación se ofrece un análisis aproximado, unas líneas muy generales que han de ser concretadas en tu carta particular dado que las retrogradaciones y la órbita de los planetas pueden alterar las edades mencionadas en las que se produce el tránsito. No olvides contrastar la información en tu carta personal y consultar con tu astrólog@ de cabecera 😉

El retorno de Lilith, que suele ocurrir aproximadamente cada nueve años, pero es especialmente significativo durante la etapa que estamos cubriendo de la crisis de la mediana edad, marcando un punto crucial en el viaje personal de autoconocimiento y transformación.

Como toda Conjunción (retorno) marca un nuevo ciclo, una nueva oportunidad, una semilla por germinar y en nuestro caso nos «visita» en medio de profundas reflexiones sobre la identidad y el propósito. Este retorno puede resaltar la necesidad de confrontar aspectos reprimidos de la psique e integrar nuevas áreas de nuestra personalidad en la sombra, enfrentando miedos y traumas que pueden haber sido ignorados o suprimidos durante años. La energía reinante puede sacar a la superficie cuestiones relacionadas con la autonomía, la libertad personal y la autenticidad, empujándonos a romper con patrones limitantes para abrazar aspectos desterrados de nuestra existencia.

El potencial de este tránsito radica en su capacidad para catalizar un despertar interno. Como mencionábamos, Lilith encarna la rebelión contra las normas sociales y las expectativas impuestas, y durante su retorno, puede motivarnos a cuestionar y redefinir nuestra relación con el poder y la autoridad. Este período puede ser especialmente liberador para aquellos que han sentido que han vivido de acuerdo con las expectativas de otros en lugar de sus propios deseos. De este modo se puede fomentar una mayor autoaceptación y una renovada confianza en la intuición y los instintos. A través de este proceso, podemos descubrir nuevos aspectos de la identidad, potenciando la creatividad y nuestra capacidad de autoexpresión.

Para aprovechar al máximo esta oportunidad es fundamental abordar cualquier tránsito con una actitud de apertura y disposición al cambio. La introspección y el trabajo terapéutico profundo de la psique pueden ser herramientas muy valiosas para explorar las profundidades de nuestra existencia y desentrañar los patrones ocultos que han influido en la vida hasta ahora.

Al confrontar la citada personalidad en la sombra es posible emerger de este tránsito con una mayor claridad y un sentido de empoderamiento, preparados para vivir de una forma más auténtica y alineada con su nuestra esencia libre.

Aprovecha el tránsito de Lilith

Ahonda en la visión clara con la Meditación.

Aprovecha el tránsito de Lilith

Ahonda en la visión clara con la Meditación.

A MODO DE RESÚMEN

La conjunción de Lilith a Lilith natal en la carta natal es un momento breve pero significativo que, como el resto de tránsitos, puede tener un profundo impacto en la vida de la persona. Te comparto a continuación algunas posibilidades parar trabajar con este momento vital:

Exploración del subconsciente

Como decíamos, Lilith representa el lado oscuro y reprimido de nuestra psique, así como nuestra conexión con lo instintivo y lo primal no reprimido por mecanismos educativos o sociales. Cuando Lilith se encuentra en conjunción con su posición natal, va a activar y amplificar estos aspectos de nuestra naturaleza subconsciente. Puede ser un >momento favorable para explorar y confrontar temas subyacentes, miedos y deseos que hemos estado reprimiendo o negando durante toda la vida. Es ahora, durante la crisis de la mediana edad donde este retorno cobra una importancia capital de cara a redefinir la próxima mitad de nuestra vida.

Empoderamiento y liberación

Puede ser una llamada a abrazar nuestra autenticidad y a liberarnos de las restricciones autoimpuestas o impuestas por otros. Puede ser un momento para reclamar nuestro poder personal y para enfrentar los aspectos oscuros de nuestra naturaleza sin miedo ni vergüenza. Este aspecto puede traer un sentido de empoderamiento al aceptar y abrazar todos los aspectos de nosotros mismos, incluso aquellos que pueden ser considerados tabú o socialmente inaceptables.

Transformación y renacimiento

Puede marcar un período de transformación profunda y renacimiento personal. Puede ser un momento para liberarnos de viejos patrones y comportamientos que ya no nos sirven, y para abrazar una nueva forma de ser más alineada con nuestra verdadera naturaleza. Este aspecto puede llevarnos a un viaje de autodescubrimiento y autenticidad, permitiéndonos renacer en una versión más auténtica y poderosa de nosotros mismos.

Revelación de la sombra

Lilith también puede representar nuestra sombra, los aspectos más oscuros y desconocidos de nuestra psique. Este periodo puede traer a la luz aspectos de nuestra sombra que han estado ocultos o reprimidos, como un emerger desde lo profundo de nuestro ser, una llamada desafiante. Esto nos ofrecerá la oportunidad de confrontar y sanar viejas heridas y traumas emocionales.

En resumen, el retorno de la Luna negra es un momento poderoso de autoexploración, empoderamiento y transformación. Puede ser un momento para abrazar nuestra autenticidad desde lo desconocido de nosotros y liberarnos de las restricciones que nos impiden ser quienes realmente somos.

Entonces, ¿qué puedes esperar de este periodo? Cualquier tránsito por Conjunción abre una nueva etapa, inicia un nuevo ciclo y reinicio (lleva el germen arquetípico de la energía de Aries), de modo que podemos prepararnos para una nueva relación con nosotros mismos en las áreas que hemos mencionado hasta ahora, sobre todo si hemos aprovechado el tránsito para poner algo de luz en los intrincados mecanismos inconscientes que proporciona la posición de Lilith y hemos logrado no solo traer a la consciencia los bloqueos, si no también haberlos vuelto funcionales y operativos superando los temores de mostrar nuestra autenticidad caiga quien caiga.

A modo de postdata, si quieres llevar este proceso de comprensión a un nivel más exigente y profundo, ayudando al trabajo de interiorización que esta etapa reclama, te animo a leer la obra de uno de los mejores maestros astrólogos modernos con los que he tenido la fortuna de recibir formación: «Lilith. El enfado interior» (Ed. Sincronía)» de Jesús Gabriel Gutiérrez. Seguro que la simple lectura de esta joya ya va activando los mecanismos inconscientes para convocar los estímulos que nuestra personalidad en la sombra demanda.

Puedes unirte a la conversación en el grupo de Telegram.

_ La fotografía de esta entrada es del «Birmingham Museums Trust» con licencia CC. Narra la historia de Filis y Demofonte. El cuadro es una pintura de 1870 del artista: Sir Edward Burne-Jones.